Todo llega y todo acaba (Semana Santa Linares, 2016)

Una vez mas, la tan esperada primavera volvió a nosotros despertando los sueños y las ilusiones...


Una vez mas, la tan esperada primavera volvió a nosotros despertando los sueños y las ilusiones de aquellos que anhelan durante 365 días encontrarse de nuevo con las calles perfumadas de incienso, azahar y noches a la luz que los cirios, desprendiendo madrugadas de silencio y racheo. Pasos que sirven de altares terrenales para mayor Gloria de Dios y su bendita Madre, hábitos de nazarenos planchados y colocados cuidadosamente en una antigua silla, la ropa del Domingo de Ramos elegida y preparada, el tiempo demasiado mirado por desgracia esperando con anhelo que la maldita lluvia no hiciera acto de presencia  y nazarenitos agarrados de las manos de sus progenitores camino de la Iglesia para acompañar a la Hermandad de sus amores. Por fin llegó la primavera y con ella la semana más esperada. pero como se suele decir, todo llega y todo pasa. Rápida y fugaz, tan veloz que no nos ha dado tiempo a disfrutarla. 
Un año mas se nos ha escurrido de nuestras vidas igual que el agua fresca que emana de la fuente, siendo intentada coger entre sus manos por el niño de mirada inocente mientras juega. Siempre ocurre lo mismo. Cuantas mas ansias y ganas se espera, mas efímera llega su fin glorioso. En un abrir de ojos, y casi sin darnos cuenta paso ante nosotros la semana mas santa de todas. Una semana cargada de contrastes, emociones y sentimientos encontrados que ya duermen en lo mas profundo de nuestro corazones y a la que siempre hay que buscarle un significado principal, y que no es otro que el triunfo de la vida sobre la muerte de Dios echo hombre. 

 En cuestión de un par de meses para mayor gloria de todos los que la vivimos intensamente, todo volverá a empezar, volvemos a reescribir las notas de la partitura cofrade que acompasa nuestras vidas, volvemos con el tiempo en el que nuestra alma cavila, el tiempo en el que el corazón se acelera traspasando las fronteras de esta eterna espera a la que estamos sometidos los que caminamos por las calles buscando las sensaciones que conforman la rutina de nuestro día a día. Que necesario es a veces el tiempo, para perdernos y encontrarnos después con nuestros mas profundos pensamientos, para mirar atrás y buscar donde se clava su mirada, el tiempo para cerrar puertas y abrirlas, a la hora puntual y de par en par, deseando esa primera levantá que hace florecer en nuestro interior nuevos sentimientos. A continuación algunas de las fotografías tomadas durante la Semana Santa de Linares 2016.

A continuación algunas de las fotografías tomadas durante la Semana Santa de Linares 2016.








Publicaciones que quizás le pueda Interesar

0 comentarios

Flickr Images