Palencia, la Bella Desconocida (Mayo, 2016)

Castilla y León es una fascinante comunidad en cuanto al turismo se refiere. Bellas ciudades co...



Castilla y León es una fascinante comunidad en cuanto al turismo se refiere. Bellas ciudades con numerosos atractivos turísticos muy importantes se levantan en estas tierras. Muestra de ello es Palencia, donde podremos encontraremos una infinidad de opciones para disfrutar de nuestras vacaciones a nuestra manera y conocer esta encantadora ciudad bañada por la cultura y el arte, pero sobre todo, románica. Palencia es una Castilla atípica, donde los viandantes te acompañan hacia tu destino, las dependientas agradecen tu visita y todos los desconocidos con los que te encuentras son, amables y acogedores dentro de un orden. Desconocida y a veces asimilada a otras ciudades vecinas, guarda la esencia castellana más auténtica con la mayor concentración de monumentos de este estilo de toda Europa, la provincia castellano leonesa es una visita y una ruta obligada para los amantes del arte. Y es que un par de días pueden bastar para disfrutar de un ejemplo de todo lo que te ofrece Palencia, antes de realizar una inmersión más profunda.

Para comenzar la visita a esta Ciudad, es cita obligada comenzar por la Santa Iglesia Catedral Basílica de San Antolín, la tercera más grande de España después de la de Toledo y de la de Sevilla. "La bella desconocida", como así la llaman es predominantemente gótica, aunque si llama la atención por algo es por su mezcla de estilos. Bajo la catedral, la cripta está considerada el primer edificio románico de la Corona de Castilla (año 1034) y fue construida sobre un templo romano dedicado al agua (siglo IV), del que se pueden ver los cimientos. La estructura de la Catedral es gótica pero el embellecimiento es renacentista y en las capillas que la rodean se conservan algunos de los retablos más importantes del siglo XVI. Esta mezcla de estilos es patente en el contracoro y en las rejas donde se conservan los escudos de todas las familias importantes de Palencia. Pero si hay una sala que llama la atención en la Catedral de Palencia es la Sala Capitular, donde el Greco y Berruguete luchan por la atención del visitante con los cuatro impresionantes tapices de Fonseca y por los que se tuvo que reformar la sala para que cupiesen.














El presente ha surgido de un pasado que convive en armonía conjuntando elementos de distintas épocas y estilos siempre al servicio de una cotidianidad más agradable. Así por ejm. el puente romano conocido como "Puentecillas" conduce a una de las zonas verdes y recreativas más amplias de la ciudad; las esculturas que se van instalando en plazas y jardines forman parte de los juegos de los niños y los edificios civiles más representativos, que constituyen el eje vertebrador de la Ciudad. Justo en frente, se puede apreciar
la Iglesia de San Miguel de estilo románico. Cuenta la leyenda que ante su altar se casó el Cid Campeador con Doña Jimena, pero de aquellos primitivos tiempos lo más probablemente cierto es que sirviera de atalaya para vigilar incursiones enemigas, dada su estratégica posición frente al río, en el que su imagen reflejada compone una bella estampa.
Otros de los lugares mas importantes de Palencia es sin duda, la Calle Mayor, protegiendo bajo sus soportales, buena parte de la vida cotidiana. Estos soportales que recorren la Plaza y la Calle Mayor son uno de los elementos más emblemáticos de la ciudad. Cumplen la doble función de abrigar de las inclemencias del tiempo a los ciudadanos y de concentrar una buena parte del comercio local. Sobre ellos, los miradores de las casas confieren al conjunto un aire evocador.

Recorrer Palencia no es sólo una opción turística sino una obligación para aquellos que tienen el arte y el buen comer por bandera a la hora de viajar.

Publicaciones que quizás le pueda Interesar

0 comentarios

Flickr Images