Baeza, la Bella Signora de Jaén (Junio, 2016)

¿Qué tendrá el verde en la mirada que tanto atrae?. Verde como el de la bandera de Andalucía o ve...



¿Qué tendrá el verde en la mirada que tanto atrae?. Verde como el de la bandera de Andalucía o verde del mar de olivares que abriga a Jaén. En esta provincia andaluza se encuentran dos de las ciudades más hermosas de esta comunidad autónoma: Úbeda (De la que ya hable anteriormente en esta Entrada)  y Baeza, dos ‘hermanas’ que presumen de ser ciudades Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco desde 2003. Calles llenas de historia, de importantes y bonitos edificios, de callejas de piedras ya desgastadas por las que tiempo, son la carta de presentación que recibe el viajero que llega hasta aquí atravesando los miles de olivos que se extienden por la geografía jienense, encontrando esta hermosa ciudad Renacentista donde parece haberse detenido el tiempo, al menos en lo que a arquitectura se refiere. Baeza es como esas cajitas de música, coquetas, bellas e intensas. Es una de las Ciudades mas Bellas y Espectaculares del mundo. Sus apabullantes edificios, monumentales y grandiosos. No es de extrañar que Antonio Machado fuera feliz en las recoletas calles de Baeza. 

Tengo la inmensa suerte de vivir en un "Paraíso Interior", así es como vendieron Jaén hace algunos años desde Turismo, y no era un simple eslogan, es que es una tierra que merece ser mostrada y visitada. Si algo me gusta de la zona monumental baezana es que toda se encuentra concentrada, por lo que el visitante, aparca su coche y puede llegar a pie dando un agradable paseo a prácticamente todos los edificios emblemáticos. Es tal la belleza que contienen que uno no sabe hacía donde mirar cuando se sumerge cámara en mano por ellas.
Tengo que confesar que jamas pensé que por motivos de estudios acabaría desembarcando en Baeza. No tenía la fortuna de conocerla y, la verdad, me alegro de haberlo hecho. No sólo porque se trata de una ciudad con una gran historia a sus espaldas sino porque, a día de hoy se ha convertido en una de mis ciudades favoritas. La paz que se puede llegar a respirar por sus calles, te envuelve entre sus brazos y hace que tu mente desconecte y puedas reencontrarte contigo mismo. Esto sin duda, es algo maravilloso. Lo mejor que puedes hacer es dejarte llevar, pasear cogido de su mano e ir descubriendo, a cada esquina, los encantos y misterios que esta fantástica ciudad tiene para ofrecerte.


(Trabajos realizados en la Escuela de Arte "Gaspar Becerra")





Llegar a Baeza al atardecer, y adentrarse en el centro histórico por alguna de sus puertas, la de Úbeda o la de Jaén es entrar a un  mundo antiguo de calles estrechas, con muros que esconden jardines arbolados y pasadizos cubiertos de arcos, que discurren rodeando la catedral y por los que siempre es agradable dar un paseo. A mi paso descubría pequeñas plazas rodeadas de naranjos, rincones donde manaba agua de una fuente. Son tan fotogénicos cada uno de sus bellos rincones que han llegado a salir en la gran pantalla algunos de sus callejones en donde se batía en duelo el famoso Capitán Alatriste. En un agradable paseo nos vamos encontrando toda la riqueza patrimonial de la ciudad. En Baeza por más que camines sin rumbo, llegas siempre a la plaza de Santa María, donde está emplazada la Catedral. La impresionante iglesia de origen medieval y en la que se encuentra la catedral de la Natividad de nuestra señora, construida sobre una antigua mezquita y que fue la primera catedral en consagrar de toda Andalucía.

El entorno de la plaza de Santa María, con la fuente que corona su centro construida en el año 1564 en conmemoración de la llegada del agua a la ciudad, una curiosa fuente formada por un arco con frontón que se sustenta sobre columnas clásicas, fuente esta que toma el nombre de la plaza. Es sencillamente espectacular, y la mejor manera de apreciarlo es desde las escalinatas de la Catedral. Desde allí, sin esfuerzo alguno, sólo mirando alrededor, parece como si hubieras retrocedido en el tiempo.








Podría estar horas y horas caminando sin rumbo fijo por el que considero uno de las ciudades con mas encanto de cuantas hay en la provincia de Jaén. Lo mires desde donde lo mires, Baeza contiene todo aquello que un viajero empedernido busca en un lugar: belleza, gentes maravillosas, rincones ocultos, colores, alegría, pero sobre todo un saber vivir único, excepcional. Baeza te atrapa con sus muros cargados de historia y te deja KO con lugares tan impresionantes como por ejm. el Palacio de Jabalquinto, ejemplo del gótico y uno de los edificios civiles mas importantes y destacados de la Ciudad. 

¿Qué se puede decir objetivamente de un lugar del que estás enamorado? Y como colofón, las vistas increíbles que nos regala el el Mirador del Renacimiento, desde donde se puede ver el Valle del Guadalquivir, Sierra Mágina y Cazorla. No queda más que suspirar y dejarte invadir por una profunda melancolía. La melancolía de querer volver enseguida y pertenecer para siempre a este lugar. Evidentemente, Baeza es para mí única.



 "Campo de Baeza, soñaré contigo cuando no te vea".

Publicaciones que quizás le pueda Interesar

0 comentarios

Flickr Images